Seguir por Mail

miércoles, 30 de enero de 2013

Renuncio



     Después del año pasado en que no fui seleccionado para el campeonato de España de cross, me sentí totalmente traicionado, porque desde que practico atletismo he preparado esta especialidad con especial cariño y he puesto a la selección como una prioridad dentro de mi planificación atlética. Para mi era una injusticia ya que fue una lesión la que me impidió finalizar la prueba y tenía varios resultados y tiempos que me avalaban en la temporada invernal. (No juegues con los sentimientos de los demás. No toleres que la gente juegue con los tuyos. Relájate. No pierdas el tiempo sintiendo celos. A veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y al final sólo compites contra ti mismo. Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos pero si consigues hacerlo, dime cómo).
    Tengo que agradecer el apoyo y ánimos de muchas personas que me ayudaron y  a día de hoy tengo que decir que estaba muy equivocado en mis planteamientos deportivos. Así que este año mi temporada invernal cambió. Ya no estaba centrada en el cross, esta vez sería la maratón. Con muchas ganas e ilusión por la novedad, afrontaba los entrenos y las semanas. Todo salió perfecto como ya he contado. (Sé cauto con los consejos que recibes y ten paciencia con quienes te los dan. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una forma de sacar el pasado de la caneca de la basura. Limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo, dándole más valor del que tiene)
    Sin embargo quería participar en el cross. Correr para mi equipo y lograr el mejor resultado posible. Sabía que no lo había preparado y que la fecha era la peor posible, una semana después de la maratón. Mucha gente me dijo que no podría y supongo que esto de sentir que era muy difícil, era lo que me motivaba. (Disfruta de tu cuerpo, aprovéchalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo ni te preocupes de lo que piensen los demás porque es el mejor instrumento que tendrás jamás.)
    Y la carrera salió…en los primeros compaces fui conservador, después pase a aumentar el ritmo e ir progresando, me pase de ambicioso y tuve que aflojar y finalmente afrontar la última parte con el 5º puesto asegurado. Casualidades de la vida el último puesto que daba derecho a asistir con la selección canaria y que esta vez YO RENUNCIO. (Hagas lo que hagas, no te enorgullezcas ni te critiques demasiado. Siempre optarás por una cosa u otra, como todos los demás.)

El texto en negrita corresponde a un  discurso de la columnista del Chicago Tribune, Mary Schmich: “Wear sunscreen” y el cual me es familiar gracias a Dacil.