Seguir por Mail

miércoles, 11 de marzo de 2015

LA SEMANA DE ENTRENAMIENTO ANTES DE LA COMPETICIÓN

    Lo primero que debemos tener claro es que tipo de competición vamos a afrontar. Las dividimos en dos grupos: competición como parte del entrenamiento y aquellas en las que buscamos nuestro máximo rendimiento.
    Cuando el objetivo de la competición es entrenar no variamos la semana. En la semana tenemos un día de series y el trabajo normal de fuerza. La competición será el otro día de "series". Respetamos el día fuerte, día suave. Lo ideal es dos días antes de la prueba descansar y el día previo descanso activo 20-30 min calentamiento + 3-4 progresiones de 80-100 metros (cada 10 metros ir aumentando el ritmo acabando fuerte). Si queremos llegar con más cansancio a la competición se puede aumentar el rodaje del día previo hasta 50-60 minutos, incluso aumentar el ritmo de este rodaje. Ya que en este caso la competición es parte del entrenamiento.


    Cuando buscamos nuestro máximo rendimiento en la prueba. La última semana debe ser de descarga, en ella reducimos el kilometraje.. 4-5 días antes de la prueba podemos meter un trabajo con intensidad alta y de volumen reducido. Esta semana no haremos fuerza e incluiremos un día más de descanso de lo normal. En este caso si es importante que dos días antes de la prueba descansemos y el día previo descanso activo 20-30 min calentamiento + 3-4 progresiones de 80-100 metros. Hay corredores que prefieren poner el descanso el día antes de la competición si es tu caso también puedes hacerlo así. 
    La semana previa el trabajo ya esta hecho. No tiene sentido intentar recuperar lo que nos haya faltado. Piensa que cuando pierdes un entreno, ya esta perdido. Continua con la semana. La semana previa cualquier esfuerzo de más es cansancio para la prueba. La idea es llegar lo más descansado al día D y con las piernas recuperadas para afrontar el esfuerzo. Si puedes después del ultimo día intenso visita a un profesional para que te de una descarga.
    El día de la carrera no estrenes nada, tenlo todo preparado desde el día anterior. Llega con tiempo a la salida. Calienta bien y a por tu objetivo. A veces las circunstancias de carrera no son las más propicias para lograr marca, Ten cabeza y sangre fría. No salgas a un ritmo demasiado elevado. Siempre que puedas intenta correr de manera progresiva y guardando fuerza para los kilómetros finales que es donde se marca la diferencia. 
    Al finalizar la prueba, analiza tu resultado, como has corrido, a que circunstancias te has enfrentado, cómo has entrenado y tus sensaciones. A partir de este análisis aprende un poco más de ti y busca otro nuevo objetivo. Si te planteas mejorar marca elige una prueba en la que se pueda correr mucho y con un circuito favorable. Que mejorando en uno o varios de estos aspectos podrás mejorar tus prestaciones.

AYOZE PÉREZ TEJERA
blog: correayo
twitter: corre_ayo

No hay comentarios:

Publicar un comentario