Seguir por Mail

miércoles, 17 de junio de 2015

SACAR TODO NUESTRO POTENCIAL

    Con la llegada del profesionalismo al running, casi todos los esfuerzos se han centrado en el rendimiento. Los entrenadores buscan lo máximo de sus atletas. Estos necesitan los mejores registros para mantener sus ingresos y poder seguir con su vida de deportista de élite. Viven con la presión de la marca y del máximo rendimiento. Las grandes firmas comerciales y profesionales relacionados con el deporte buscan sus beneficios. Desde que entra en juego el DINERO nos alejamos de la esencia de las cosas y pasa a todo vale para mantener esos ingresos. Los atletas y entrenadores experimentan nuevos métodos y sistemas de entrenamiento que buscan de la manera mas rápida resultados. Muchas veces en contra de criterios como la ética, la justicia y la salud. Se produce una curiosa contradicción entre los valores que propugna el deporte y los métodos y formas de lograr la excelencia deportiva. Pero al final es su manera de ganarse la vida y saben que de este deporte no se va a vivir mucho tiempo.


    Ya la psicología del deporte aborda el estrés que puede provocar la competición y los entrenamientos en los atletas, como afrontar las lesiones,...Nos dan hasta estrategias para poder enfrentarnos con éxito a estas situaciones. Nos habla de motivación y como podemos fomentarla. Al observar los estudios vemos que cada persona reacciona de una manera diferente ante el estrés y tiene sus propias maneras para abordarlo. El entrenador debe conocer a su atleta, no sólo a nivel deportivo también a nivel emocional y saber como ayudar a ese determinado atleta en la competición o los entrenamientos. Para que su actuación ayude a un mejor resultado. También se debe maximizar el rendimiento del atleta desde esta perspectiva.


    Pero hay un aspecto está mas relacionado con la felicidad que le proporciona al individuo el deporte y la práctica deportiva. Si nos fijamos en grandes deportistas se nos vienen a la mente varios que en pleno partido, competición y momento de sufrimiento, son capaces de sonreir. Atletas que disfrutan con su deporte, que les apasiona, que su momento es cuando practican su deporte...Muchos de estos son considerados los mejores deportistas y han logrado las mayores gestas.


    Correr esta en la naturaleza del hombre. Nuestros antepasados lo usaban para poder sobrevivir. Los Tarahumaras son un ejemplo de tribu que sigue conectada con nuestra esencia y utilizan el correr como parte de su vida. Los movimientos runners muchos son los aficionados que disfrutan de correr y les ayuda a lograr ser más felices (aunque también ya hemos hablado anteriormente de los atletas populares que tienen hábitos de atletas profesionales.) Es su momento de relax del día, no su profesión o una obligación. Quizás es esta la perspectiva que falta en el deporte de élite. El que cuerpo y mente vayan de la mano. Que el deportista de élite sea una persona con unas extraordinarias capacidades físicas y que disfrute de su deporte. En este sentido creo que los entrenadores y métodos de entrenamiento deben incidir en mayor medida. Buscar dinámicas y sistemas de trabajo que contemplen esta perspectiva. Intentar que correr sea algo que genere placer al deportista y no una fuente de estrés y frustración. Debemos luchar contra el enemigo más difícil  el $$$$$$ y que más nos puede alejar de nuestra esencia o naturaleza. Pero si logramos esta mezcla los resultados serán extraordinarios, ya que ponemos en marcha todo nuestro POTENCIAL.
    

     
Ayoze Pérez Tejera
CORREAYO
Sigueme en: https://www.facebook.com/pages/Correayo/1375002409480541

No hay comentarios:

Publicar un comentario