Seguir por Mail

miércoles, 15 de abril de 2015

¿Qué es el metabolismo basal y por qué se relaciona con el peso?

Se Conoce por metabolismo basal a la cantidad de energía requerida por un organismo para realizar todos los procesos necesarios que le son inherentes, para mantenerse con vida. La Tasa Metabólica Basal -TMB- es un valor que se mide en reposo y varía en función de las características propias del organismo.


Características que pueden orientarnos acerca de cómo es nuestro metabolismo basal:
  • La altura presupone un mayor gasto energético, para mantener una mayor cantidad de células vivas.
  • Nuestro sexo, esta generalidad viene dada de que una mayor población masculina dispone de una mayor masa muscular que la población femenina, sin embargo, es la masa muscular en sí la que define el gasto energético y no nuestro género. 
  • La edad, por lo general, trae consigo una pérdida de masa muscular por lo que nuestra demanda energética se vuelve menor.
  • La cantidad de masa muscular varía la demanda de energía puesto que es la que genera una mayor deuda calórica en su mantenimiento. La grasa acumulada por nuestro cuerpo no demanda ninguna energía puesto que es energía en sí misma. 
  • Nuestro estado físico. Un estado físico vigoroso, con un funcionamiento cadiáco potente nos demanda una mayor cantidad de energía en reposo que un cuerpo con hábitos sedentarios. 
  • La presencia de determinadas enfermedades como por ejemplo el cáncer o el hipertiroidismo alteran nuestro TMB. En el caso del cáncer, el tumor está requiriendo una gran cantidad de energía; mientras que en el hipertiroidismo, las hormonas aceleran el metabolismo.
Los principales enemigos de un metabolismo basal rápido son, sin duda, el sedentarismo y el paso del tiempo. En ambos casos la pérdida de masa magra (Masa Muscular) hacen que nuestra TMB disminuya pues el mantenimiento de nuestra musculatura es lo que más energía demanda. Es por lo tanto, interesante que tengamos una alimentación rica en proteínas y una actividad física, como podrían ser los ejercicios de fuerza con pesas o la natación, que favorezcan al mantenimiento de nuestra masa muscular para mantener una Tasa Metabólica Basal alta si es lo que queremos.


Una alimentación sana -a sus horas y con nutrientes suficientes- acelera nuestro metabolismo basal, pues se optimizan naturalmente todos los procesos en los que éste está implicado, y es que, aunque el estrés físico -qué no es lo mismo que el estrés emocional- como podría darse el caso en una gripe o cualquier enfermedad vírica, puede hacernos bajar de peso, las funciones intrínsecas a nuestro organismo desde la digestión, hasta la respiración, pasando por la circulación, se ven favorecidas por un estado físico saludable, cosa prácticamente imposible sin una buena alimentación, puesto que en su estado óptimo éstas funciones consumen una mayor energía que en un estado menos cuidado. Muchas dietas de adelgazamiento, en un principio, pueden hacernos bajar de peso rápidamente, sin embargo, el hambre en nuestro cuerpo por nuestro modo de vida nada acostumbrado a los ayunos prolongados y repentinos, puede generarnos un ralentizamiento de nuestra TMB.


Hay sustancias cómo el café o el tabaco que efectivamente pueden acelerar nuestro metabolismo, no obstante, traen consigo otras consecuencias, como la ansiedad, que pueden hacernos ganar peso,  por lo que no son muy efectivas a largo plazo. Además, por supuesto, que los posibles problemas que ocasionan estas sustancias, sobre todo en el caso del tabaco, son mucho más graves que el sobrepeso.


Si estás interesado o interesada en bajar de peso, sobre todo por motivos de salud, en el caso de una obesidad que pueda generarte consecuencias del tipo que sea, te recomiendo que vayas a un especialista en esta materia y que éste te asesore, ya que todas estas cuestiones pueden ocasionarle a tu organismo problemas mucho más graves que una talla que no deseas.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario