Seguir por Mail

viernes, 10 de agosto de 2012

Saber sufrir para lograr los objetivos

    El lunes me lo tome de descanso después de todo el tute del finde. Pese a todos los kilómetros y los entrenos, las piernas las noto bien. Esto es bastante positivo ya que para mi cuerpo los entrenos combinando los tres deportes son nuevos. Con lo que no se como los iré asimilando. Por lo pronto va cambiando mi cuerpo ya que por primera vez desde que estoy compitiendo estoy por debajo de los 70 kgs. No fue un buen lunes para el deporte español en los juegos olimpicos y tampoco para mi.
    El martes tocó de nuevo combinar natación y carrera. La natación la hice nuevamente en Bajamar acompañado de Dacil. Esta vez no en la piscina natural ya que elegimos la playita e hicimos un triángulo. El objetivo era nadar 40 min continuos. Intentando trabajar un poco la técnica. El mar estaba bastante tranquilo y pudimos nadar en aguas calmadas. Cada vez mis sensaciones son mejores y cada vuelta la iba disfrutando. Al final completamos el entreno en un tiempo de 39m01s. En la natación por ahora no me preocupo de los ritmos sino de ir mejorando y aumentando mi capacidad. La distancia la verdad que no la se con seguridad pero supongo que estaría cercana a los 2000 metros.
    Despues subimos a Las Peras a correr. Alli se añadieron Lucia y Tomy. El objetivo era completar una hora de carrera. Tomy rodó conmigo y fuimos progresivos. Comenzando a 4:40 y cada vuelta ibamos bajando el ritmo medio del entreno. Las sensaciones de correr despues de nadar cada vez son mejores y me encontré bastante cómodo. La hora se me hace más corta, es lo que tiene estar tanto tiempo entrenando. Cada vez puedo ir con más facilidad a esos ritmos, con lo cual mi principal objetivo de esta pretemporada se va cumpliendo. Afinar corriendo para poder afrontar con garantías el principio de temporada. Al final haciendo los últimos 15 minutos mucho más rápidos, complete 14,62 kms en 1h00m02s a una media de 4:06 y con buenas sensaciones.
    Después tocaron unas suculentas hamburguesas vegetales en Tamarindo acompañadas de un rico zumo y una cerveza. Este día en los jjoo me quedo con el triatlon. No pude ver la prueba en directo pero estuve todo lo pendiente que pude. Vaya trio de ases los hermanos Browlee y Javier Gomez Noya. Fue una competición espectacular. Javi nado todo lo rápido que pudo y se pegó al mejor nadador saliendo segundo del agua. No podía despistarse ya que los hermanos tenían a un gregario que les ayudo en la natación y en el ciclismo (este triatleta declaro que para preparar Londres no había tocado la carrera, sabía que su trabajo era ayudar a los hermanos en los dos primeros sectores y para esto se preparo a conciencia). Javi iba muy pendiente en la bici y atento a todos los cortes. Se formó un grupo grande en el sector ciclista de más de veinte unidades. Pero cuando se pasó a la carrera, se vio que la medalla era cosa de estos tres fenómenos. Alistair puso un ritmo demoledor desde el principio, intentando descolgar a Javi, pero el primero en ceder fue su hermano Jonathan. Entonces Alistair que siempre iba pendiente de su hermano. Se puso a correr con todas sus fuerzas y Javi se portó como un autentico campeón. Intentando aguantar ese ritmo todo el tiempo que le fue posible. No dando la carrera por perdida pese a perder contacto con Alstair y luchando cada metro que cedía. Sin duda todo un ejemplo de lucha que le valió una medalla de plata y el reconocimiento deportivo de todos. Los dos corrieron en poco más de 29 minutos y Alistair ya piensa en correr en la pista, ya que actualmente esa marca del triatlon de Londres estaría a pocos segundos del segundo atleta ingles y muy cerca de la mínima olimpica de 10000 ml (y hay que tener en cuenta que ha nadado 1500 metros y ha hecho 40 kms en bici).

No hay comentarios:

Publicar un comentario