Seguir por Mail

lunes, 16 de marzo de 2015

21 de las mejores fotos de atletismo de la historia

Buenos días! Aquí os dejo una selección de 21 fotos de las mejores que he visto en atletismo. Algunas son importantes por lo que significaron, otras por el resultado obtenido por sus protagonistas y otras por el momento en que fue tomada la imagen. Quiero agradecer a los usuarios de elatleta.com Nomecreonada, Sbarallat y Poldiamond porque gracias a sus aportaciones he conseguido localizar a todos los protagonistas de estas fotografías y así he podido completar y mejorar esta entrada en mi blog. Mil gracias a los tres.
Kurt Roberts, lanzador estadounidense, durante un evento de atletismo de la IAAF Diamond League en el estadio Hampden Park de Glasgow. Esta foto la he seleccionado porque visualmente es muy atractiva. 
Nadie había logrado bajar de 4 minutos en la milla. Hasta que un estudiante de 25 años de medicina llamado Roger Bannister corrió los 1609 metros en 3 minutos y 59,4 segundos, ningún ser humano había logrado nunca tal hazaña. Fue una de las grandes barreras que se han logrado romper en el atletismo.

Los corredores de maratón cruzando el Mercado de Leadenhall en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Una instantánea espectacular del paso de cabeza de carrera. Con los keniatas Abel Kirui y Wilsong Kipsang Kiprotich y el finalmente ganador el ugandes Stephen Kiprotich. 
Reacción del velocista Jamaicano Usain Bolt después de romper el récord mundial en la final masculina de los 200 metros con su tiempo de 19,30 segundos. Se había roto el récord mundial de los 100 metros en el inicio de los juegos, también. (Beijing Juegos Olímpicos de 2008) 
El atleta Willem Coertzen de Sudafrica vuela por los aires después de que su pértiga se rompiera durante un intento de en el decatlon del campeonato del mundo de Berlin de 2009.,
Juegos Olímpicos de Barcelona (1992), el velocista estadounidense Carl Lewis celebra después de ganar la medalla de oro y establecer un nuevo récord mundial en el relevo 4x100 metros. En su relevo, Lewis tomó el tiempo de 8,85 segundos, se mantuvo como el más rápido hasta el 2007. 
El velocista canadiense Ben Johnson lidera pelotón durante la carrera de 100 metros en los Juegos Olímpicos de Seúl, Corea (1988). Johnson iba a ganar oro y estableció un nuevo récord mundial, tanto después fue ignorado cuando tuvo su prueba antidopping positiva. Después se ha ido sabiendo que hasta 7 de los finalistas habían estado involucrados de una u otra manera en prácticas similares.
Bob Beamon en Mexico 68. Un hombre que fue capaz de realizar un salto de 8.90 una marca estrastosférica y más en el momento que lo logro.
Los Americanos velocistas Tommie Smith (centro) y Jhon Carlos (derecha), descalzos y levantando sus puños enguantados de negro en el podio durante la entrega de medallas olímpicas en la Ciudad de México (1968). Era una referencia al movimiento de los Panteras Negras. Ambos fueron expulsados ​​de los Juegos debido a un acto de declaración política. En solidaridad, el australiano que ocupó el segundo llevaba un prendedor que simboliza los derechos humanos. 
Jackie Joyner en Seúl 88. En esos juegos ganó la logitud y estableció el record del mundo actual de heptathlon, una marca increible, para superarla habría que juntar a 1 especialista de cada prueba: 100 m vallas - 12,69 s Salto de altura - 1,86 m Lanzamiento de peso - 15,80 m 200 m - 22,56 s Salto de longitud - 7,27 m Lanzamiento de jabalina - 45,66 m 800 m - 2:08,51 FINAL - 7.291 puntos
Abebe Bikila, corredor de Etiopía se acerca al Arco de Constantino en su camino a ganar el maratón olímpico en Roma (1960) en un tiempo récord de 2:15:16.2. La carrera se celebró por la noche debido a un verano sofocante.

Priscah Jeptoo, de Kenya, descansa de rodillas después de terminar cinco segundos por detrás de la ganadora en la carrera de maratón femenina en los Juegos Olímpicos de Londres (2012). Actualmente esta atleta ha sido sancionado por positivo.
Mary Decker después de lesionarse en los juegos de Los Angeles 1984, bastante avergonzante fue la reacción del público contra Zola Budd, que no había tenido nada que ver. 
Hicham El Guerrouj, sin duda una de las pocas veces que el deporte es justo. Fue en Atenas y la historia le debía un oro a uno de los mejores corredores. Gran dominador del 1500 durante varios años y ese oro olímpico no llegaba y en su última oportunidad logro el ansiado metal y encima en el 5000 fue capaz de hacer un doblete que hizo justicia a su increíble trayectoria deportiva.
Kathy Switzer, fue la primera mujer en correr una maratón con dorsal, prueba que estaba destinada exclusivamente a los deportistas varones, cuando en la maraton de Boston de 1967 logró, inscribiéndose como KV Switzer, partir de la línea de meta con el dorsal 261 y llegar a cruzar la línea final después de 4 horas y 20 minutos. En el transcurso de la carrera, uno de los comisarios, llamado Jock Semple, que ejercía de codirector de la carrera, detectando que Kathrine Switzer era, efectivamente, una mujer, intentó detenerla, salió detrás de ella y le gritó: "¡Sal de mi carrera y devuélveme el dorsal!". Pero la colaboración de su novio y de algunos corredores, que la escoltaron hasta la meta, impidió que la atleta fuera retirada de la competición.
El hablar de forma específica de Thomas “Eddie” Tolán, viene dado por una de las injusticias más grandes que se originaron, después de los lamentables episodios raciales sucedidos en los “Juegos de Sant Louis”del año 1904. Esto sucedió en un festival atlético celebrado en Vancouver, a mediados de 1928, cuando puso de pie a todo el estadio, al registrar la estratosférica marca de 10,2 que representaba una nueva plusmarca mundial.
De inmediato este registro, fue injustamente anulado por los jueces, alegando que no se podía aceptar, por la falta del medidor del viento, y porque la pista no era plana, dado que la línea de llegada según ellos, estaba situada 50 cn. más alta, que la línea de salida, con lo cual se deduce, que si verdaderamente existía un cierto desnivel, este era en un plano ascendente. En cuanto a la intensidad del viento, todo el público vio, que en aquellos instantes no soplaba ni pizca del mismo, por lo cual el record mundial permaneció inalterable, en los 10,4 de Charles Paddock desde el año 1921.
Derek Redmond, en las Olimpiadas de Barcelona de 1992 era el favorito para llevarse el oro en la prueba de los 400 ml. Tras una carrera plagada de lesiones, Barcelona iba a ser la guinda del pastel que Redmond ansiaba para ganarse un lugar en la historia del atletismo. Su salida fue fulgurante, pronto se puso en cabeza haciendo valer su papel de favorito pero en los metros finales un tirón en la pierna le hizo caer. Compungido por la tragedia que estaba protagonizando lloró, se lamentó y siguió avanzando metros hacia la línea de meta. Los voluntarios allí presentes trataron de detenerle en su intento de terminar la carrera, recordándole que ya no había nada en juego, pero no hubo nada que hacer, siguió avanzando hasta que un espectador consiguió invadir la pista burlando a los empleados de seguridad allí presentes. Este hombre trató de detenerlo recordándole que no tienes porqué hacerlo pero ante la negativa de Derek , lo que hizo fue ayudarle a cruzar la meta para fundirse mas tarde en un abrazo. Era su padre. 
El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro de los 3.000 obstáculos en Londres, estaba a punto de ganar la prueba cuando, al entrar en una pista donde estaba la meta se creyó que ya había llegado , aflojó totalmente el paso y, relajado, comenzó a saludar al público creyéndose vencedor. Iván Fernández Anaya que venia detrás, al ver que se equivocaba y se paraba una decena de metros antes de la pancarta, no quiso aprovechar la ocasión para acelerar y ganar. Se quedó a su espalda, y gesticulando para que la entendiera y casi empujándolo, llevó al keniano hasta la meta, dejándolo pasar por delante. Iván afirmó al terminar la prueba: "Aunque me hubieran dicho que ganando tenía plaza en la selección española para el Europeo, no me habría aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como están las cosas en todos los ambientes, en el fútbol, en la sociedad, en la política, donde parece que todo vale, un gesto de honradez va muy bien ".
En los Juegos Olímpicos de Berlín (1936) estuvo marcado por un deseo de mostrar la supremacía aria de Hitler en el mundo. El atleta estadounidense Jesse Owens ganó cuatro medallas de oro en los juegos, incluyendo el salto de longitud. La foto del podio de este premio, el atleta alemán nazi saluda, es una de las imágenes más poderosas de la historia olímpica. 
Oscar Pistorius fue el primer atleta paralímpico y olímpico en la historia en competir al mismo tiempo y en igualdad de oportunidades con deportistas no discapacitados en el mundo y pero su participación en los Juegos Olímpicos de 2008 fue rechazada. El 4 de agosto de 2012 en Londres, Inglaterra, se convirtió en el primer atleta paralímpico en competir en unos Juegos Olímpicos en igualdad de condiciones con los atletas considerados normales, llegando a una clasificación para las semifinales de los 400 metros. El 9 de agosto de 2012, junto con el equipo de relevos 4x400 metros de Sudáfrica, se clasificó para la final de este deporte en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. El 14 de febrero 2013 fue arrestado bajo sospecha de haber matado a su novia, Reeva Steenkamp con cuatro disparos. 
Quiero acabar con esta imagen porque como hemos visto, muchos de estos logros o momentos tienen luces y sombras. Son fotos que muestran injusticias y victorias o marcas bajo sospecha. Pese a todo esto para los que amamos este deporte siempre tendremos momentos memorables y en los que coinciden fenomenales atletas y prodigios de la naturaleza que buscan sus mejores registros. No sabemos si juegan del todo limpio pero sin duda verlos en acción en grandioso. En la media maraton de Newcastle en 2013 se juntaron tres de los mejores fondistas de la historia. Bekele, Mo Farah y Haile, brindando un gran espectáculo hasta la línea de meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario