Seguir por Mail

viernes, 17 de agosto de 2012

De ofrenda

    El martes despues de un lunes de descanso con descarga y pelado volvemos a las andadas. La alegría de la jornada es que Diana ya puede volver a entrenar y la verdad que se echaba de menos esas nataciones. 
    Cuando llego al muelle, sólo ha llegado Diana que va a estrenar su traje de neopreno. Asi que nos metemos para hacer una ida y vuelta al dique. Vamos calentando pero intento que Diana no se aleje demasiado ya que nada bastante más que yo y pese a su inactividad noto que me cuesta seguirla. Cuando llegamos ya estan en el agua Lu2, Jorge (que grata sorpresa verle nadando) y Da. La clase de hoy es más bien tecnica con lo cual yo voy peor todavía. Pero es lo que tengo que hacer para mejorar. Hacemos unas idas y vueltas trabajando punto muerto, lateral, arrastre, recobro,...Hay ejercicios que me cuestan muchisimo. Pero los voy intentando completar lo mejor posible. Diana me dice que me ve mucho mejor con los brazos, sin duda ha sido lo que más he intentado corregir. Lo de las piernas sigue pendiente y creo que va siendo hora de concentrarme en ellas, para lograr moverlas y utilizarlas para que por lo menos no resten al nadar. Sin embargo en cada parada noto frío y me duele por debajo de la nariz. Decido salir muy a mi pesar y ya voy pensando en comprarme un traje de neopreno. Porque cuando acabe el verano yo quiero seguir nadando en el mar. A Jorge también le pasa lo mismo y decide salir. Al final las chicas son las que completan el entreno (y es que estas chicas valen mucho). 
    Al acabar esperamos a Berto y también se viene Ig para hacer desde el Puertíto a Candelaria ida y vuelta corriendo. Berto todos los años hace ese recorrido por esta fechas ya que son las fiestas en honor a la Virgen de Candelaria. El terreno es bastante peligroso en la zona del malpaís y es muy difícil avanzar con rapidez y sin mirar constantemente al suelo. Da tropieza y cae. Me duele más verla y encima ella jo. Pese a todos sus dolores continua como una valiente. Yo pensando si me caigo me pongo a llorar mínimo y debe ser por pensarlo que tropiezo y me voy al suelo. He tenido mucha suerte y apenas me he resguñado. Una vez pasado este complicado tramo, llegamos al Socorro y corremos por asfalto. Vamos por el polígono y nos metemos por La Viuda. Al acabar la carretera volvemos a la tierra. Esta vez el tramo no es tan complicado pero hay que ir atento donde se pisa. Pasamos por la playa de Samarines y llegamos a la plaza de Candelaria. Allí vemos a la Virgen que esta fuera porque están con la representacíon de los guanches. Miramos la hora y decidimos volver por otro lado ya que nos puede anochecer. La vuelta la hacemos la mayoría por asfalto pasando por el polígono. Disfrute mucho más la vuelta al ser por otro recorrido menos complicado. Cuando llegamos a la montaña bajamos en dirección al Puertíto por el camino de los peregrinos. Cogemos el asfalto para llegar al Puertíto. Al final completamos 15,25 kms en 1h36m54s a un ritmo de 6:21. Una autentica machacada para las piernas, pero que pese a todos los contratiempos la disfrute bastante.
    Para finalizar el entreno nos tomamos unas cervezas acompañadas de unas tapitas para reponer tanta energía utilizada. Esto con las risas y la buena compañia sin duda es uno de lo secretos para tener alegría y ganas de hacer cosas. Eso que no falte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario